domingo, 20 de junio de 2010

EL ABRAZO

Luego de hacer el amor nos estrechamos largamente, como faltos de cariño, aceptando que siempre estuvimos solos. 
Después de todo, sólo era Auguste Rodin jugando con el mármol a ser Dios .
 

4 comentarios:

  1. Muy bueno, siempre me gustó saber qué pensaban.
    Salut

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno el primer párrafo.
    Y el segundo para aclarar

    ResponderEliminar
  3. Carme, Torcuato y Cordelia. ¡Qué no nos puede decir Rodin!

    Saludos.

    ResponderEliminar